[Reseña cine] Z, la Ciudad Perdida (The Lost City of Z): Sudamérica como un albergue de riqueza

James Gray ha sabido encaminar su carrera como director al adaptar de gran manera la obra literaria de David Grann. La mezcla eficaz de arte, espíritu aventurero y un respeto sincero por el desconocimiento que encierran las antiguas civilizaciones nos sitúa en un relato que vale la pena visitar, especialmente por el logrado sentido estético y cultural que encierra la selva del Amazonas. A principios del siglo XX el británico Percy Fawcett (Charlie Hunnam) encuentra en una excursión por Bolivia los vestigios de la que podría ser una ciudad perdida con un valor incalculable, y las implicancias de su ambición por demostrarlo traspasa las fronteras del peligro.


La película consigue involucrarte en un viaje bien narrado, cada personaje se desarrolla correctamente desde el comienzo, y pese a extenderse con lentitud, es lo suficientemente bella en su fotografía y en la dirección artística como para mantener tu atención en torno a una temática muy rica. La familia del protagonista también cumple un rol importante, allí los personajes interpretados por Sienna Miller (esposa) y Tom Holland (hijo mayor) cobran el conflicto más íntimo, una emoción contenida pero que tiene su fruto en los momentos justos.


Pero hay un destacado adicional, y es Robert Pattinson. Él interpreta al que termina siendo un gran partner en las aventuras de Percy, y lo hace realmente bien, en especial por ser la contraparte necesaria a un antagonista que no siempre es visible. Z, La Ciudad Perdida profundiza en ese misterio, en nuestra capacidad de empatía y además lo hace con buenas actuaciones, una suma que me permite añadir esta película a mis recomendaciones semanales indiscutidas.


Por Andrés Leiva
[Reseña cine] Z, la Ciudad Perdida (The Lost City of Z): Sudamérica como un albergue de riqueza [Reseña cine] Z, la Ciudad Perdida (The Lost City of Z): Sudamérica como un albergue de riqueza Reviewed by Hojas Mágicas on 21:52:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.