[Reseña libro] El quinteto de Nagasaki de Aki Shimazaki: El caer de las camelias

Durante toda su vida Yukiko ha vivido con un terrible secreto: la mañana del 9 de agosto de 1945, antes de que se lanzara la bomba sobre N...

Durante toda su vida Yukiko ha vivido con un terrible secreto: la mañana del 9 de agosto de 1945, antes de que se lanzara la bomba sobre Nagasaki, mató a su padre. En una carta que le deja a su hija justo antes de morir confiesa el crimen y revela que tiene un hermanastro. Las historias personales de El quinteto de Nagasaki se entrelazan con los acontecimientos históricos: La Segunda Guerra Mundial, los conflictos con Corea y el terremoto de 1923 de Kanto.


Éste es un retrato fascinante de la sociedad y cultura japonesa. Donde las generaciones viven y sufren a causa de las circunstancias de la vida junto con la complejidad de las relaciones humanas. Es su autora, la escritora Aki Shimazaki, quien a través de su pluma presenta escenas tan bellas que es inevitable sentir el corazón roto.

Los capítulos se dividen en cinco; Tsubaki, Hamaguri, Tsubame, Wasurenagusa, Hotaru. Cada nombre en su significado compone elementos centrales de cada una de las historias. Tsubaki significa camelia; Hamaguri es una almeja; Tsubame, representa una golondrina; Wasurenagusa una flor llamada “no me olvides”; y finalmente Hotaru simboliza a una luciérnaga.

Shimazaki en su prosa delicada y sensual, transmite con intensidad el sentir de sus personajes. Sobre todo, cuando éstos son arrastrados por la adversidad de los acontecimientos que viven, el dolor, la felicidad o la misma vergüenza recae en cada uno de ellos. Como lector al comenzar en Tsubaki y leer sobre lo ocurrido en Nagasaki, se presencia un diálogo con la historia que parece rescatar las preguntas más álgidas respecto a la guerra.

A medida que se avanza a través de los distintos capítulos, prevalecen las historias humanas, pese a los sucesos terribles que tuvieron que vivir. Ellos nunca olvidarán lo que sufrieron y los secretos que deben callar, pero todos de una u otra manera encuentran la paz, como una mejilla que es acariciada por el viento.

Es un placer leer a Shimazaki, su sencillez permite enamorarnos de pasajes cotidianos y triviales. Como observar luciérnagas iluminando en el arroyo mientras Mariko llora ahogando sus lamentos. O como al caer la noche revela los lados más oscuros del ser humano. Los dramas personales y universales son el eje principal de una mirada refinada y discreta.

Definitivamente es una lectura adictiva que consigue llegar al corazón del lector, provocándole preguntas y sentimientos difíciles de acallar. 

Por Constanza Lobos

Related

reseña 6942449113450889123

Publicar un comentario

  1. Me encantó el libro, me gustan los personajes muy bien delineados, sobre todo los femeninos, la simbología es preciosa: las golondrinas, las camelias y nomeolvides. Además el libro es muy ilustrativo sobre ese periodo japonés de entreguerras y la fractura que significó la bomba atómica. Gracias por reseñarlo

    ResponderEliminar

emo-but-icon

Redes sociales

Lo más visto

Talentos Inesperados - Cine online

La despedida - Cine Online

Síguenos en twitter

Síguenos en instagram

Instagram

Síguenos en Facebook

item