Snacks para una noche de películas

Dicen que la comida une almas y tienen toda la razón, pero si mezclamos comida con una buena película tendremos una combinación ganadora. Es que no hay nada más romántico o que nos haga quedar mejor con nuestros amigos que llegar con las manos llenas de snacks de cara a una buena película, sillón y horas de entretenimiento.


Sea que estemos por ver una película o realizar una maratón tipo “El Señor de los Anillos”, los snacks son una de las mejores formas de alimentarse mirando algo. Son fáciles de compartir, en muchos casos no necesitamos más que una servilleta de papel y no existen muchas cosas que llenen tanto el alma como una buena porción de pizza, por dar un ejemplo. 

Sin embargo, no todo snack es apto para una noche o tarde de películas. Su formato y composición los pueden hacer difíciles de comer, y así como una buena comida alimenta el alma, alguien quejoso a un costado porque no puede comer bien es una muy mala idea. Así que, ¿qué mejor que tener a todos contentos? Veamos qué podemos pedir en una noche de películas:

Cabritas 
Conocidos por algunos como palomitas de maíz, es uno de los grandes clásicos del cine. Se los puede conseguir salados (con una mezcla de manteca derretida, sal y algún queso suave), así como los clásicos dulces cubiertos por una capa delgada de caramelo y esencia de vainilla.

Helado 
No hay nada mejor para ellas que una película romántica con un buen pote de crema helada. Los sabores basados en chocolate son los predilectos por ellas. También sirve para complementar una juntada con amigos, terminamos el plato principal y atrás unos kilos de helado… imperdible.

Pizza 
Uno de los grandes clásicos del delivery a domicilio, ya que es muy fácil de compartir y sobre todo de consumir. Las distintas variantes de toppings permiten dejar contento a todo el mundo, incluso a los más “mañosos”. Muchos establecimientos gastronómicos las preparan vegetarianas e incluso veganas, ideal para aquellos que se cuidan o siguen ese estilo de vida.

Papas con dips 
Unas buenas papas fritas de tamaño intermedio, serán una muy buen opción, ya que podemos poner un bowl grande lleno, y alrededor y de forma individual, dips de distintas preparaciones. Pueden ser con guacamole (palta pisada con tomate, algo de ajo y bastante limón), así como algo picante, transformando las papas en patatas bravas (un picante con base de tomate, mucho ají, cebolla y ajo salteado). Otra buena opción es derretir bastante queso cheddar o comprar los potes de queso en aerosol.


Nuggets de pollo 
¿Hay alguien que no ame unos buenos nuggets? Son muy fáciles de preparar, ya que solo debemos cortar las pechugas en rectángulos de 4x2 cm, pasarlos por huevo y luego llevarlos a un aceite bien caliente, o al horno a fuego fuerte. También existe una opción mucho más cómoda, aunque algo más cara, que es comprar alguna de las bolsas que los trae preparados y nada más ponerlos en el microondas, o bien freírlos.

Snacks para una noche de películas Snacks para una noche de películas Reviewed by Hojas Mágicas on 7:10:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.