[Reseña cine] Pequeña gran vida (Downsizing): Ciencia ficción, crítica y sátira social

Pequeña gran vida (Downsizing) es la primera incursión en el género de la ciencia ficción del director Alexander Payne (Entre copas y Los descendientes). Si bien la película es ciencia ficción, esta parece estar a disposición de la principal característica, que es la crítica y la sátira social.

Un grupo de científicos noruegos han logrado materializar el mayor avance tecnológico desde la llegada del hombre a la luna: la capacidad de reducir el tamaño de las personas. Este alcance promete revolucionar la vida en el planeta, combatiendo problemas como la sobrepoblación y el calentamiento global, al requerir menos recursos. Paul (Matt Damon) y Audrey Safranek (Kristen Wiig), una pareja en Omaha, agobiados por deudas y la monotonía de su vida, ven en el reducimiento una oportunidad para empezar de cero.


Luego de pasar por el proceso, llegan a sus nuevas vidas en Leisureland, la colonia de gente pequeña más importante en los Estados Unidos, que viene siendo una suerte de Lilliput moderna, y en última forma, una ciudad que promete los mayores lujos a toda persona que haya tomado el camino de la reducción. Sin embargo, Paul pronto se dará cuenta que los problemas de la sociedad no residían en el tamaño de las personas, sino que es inherente al ser humano.

La película cuenta con dos partes principalmente. La primera, está marcada con la ciencia ficción, con la premisa, la novedad de la película, con lo que debería hacerla refrescante, el descubrimiento de reducción celular, y las mejores aparentes que traerían a la humanidad.


Por otra parte, ya pasada la mitad de la película, asoma con fuerzas la sátira y el drama, las nuevas amistades del protagonista lo llevan a descubrir que la vida en pequeño no es la gran utopía que le prometieron, y que los problemas sociales, la segregación y la pobreza de la sociedad les siguió a sus nuevas vidas. Si bien buenas condiciones de vida son alcanzables para sujetos clase media, la extrema pobreza se hace presente. Es en esta parte donde el elemento novedoso de la reducción de las personas queda de lado, incluso queda olvidado en la trama de la película, quedando como una película más de sátira o crítica social.

El gran peso de la película queda en Matt Damon, en el papel de Paul, un terapista ocupacional quien ve cómo su vida cae a pedazos, quedando sumido en una búsqueda de sentido a su vida, cuestionándose su propia identidad. Sin embargo, a pesar de que Damon logra una buena interpretación de su papel, el personaje carece de una motivación en la película, ni una gran evolución del mismo, siendo Dusan (Christoph Waltz) y Ngoc Lan Tran (Hong Chau), los personajes secundarios, los que aportan refresco y movilidad a la película.


Queda decir que Pequeña gran vida, comienza con esta premisa de dar a la humanidad una alternativa para aprovechar mejor sus recursos, y de alguna manera, salvar a la sociedad, pero es que, al avanzar la película, queda claro que el principal punto del filme es sobre la sociedad y de que, a pesar de contar con increíbles innovaciones tecnológicas, esto no basta para desterrar los problemas profundos que la aquejan, como la segregación y la pobreza.



Por Luis Umpierrez
[Reseña cine] Pequeña gran vida (Downsizing): Ciencia ficción, crítica y sátira social [Reseña cine] Pequeña gran vida (Downsizing): Ciencia ficción, crítica y sátira social Reviewed by Hojas Mágicas on 10:39:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.