[Reseña cine] El Seductor (The Beguiled): Cuando la seducción es un arma de doble filo

Realizar una adaptación de serie o película estrenada hace ya varios años debe dar buenos frutos ya que durante el último tiempo los remakes en la industria cinematográfica son una práctica habitual, si nos centramos en este año, durante el 2017 ya hemos visto varios en la pantalla grande, por mencionar algunos destaco: La bella y la bestia, Guardianes de la bahía o la reciente It. Y es que a muchos nos encanta ver películas que han marcado generaciones, siendo actualizadas con nueva tecnología digital y con grandes actores que se espera puedan darles la talla a las interpretaciones del reparto original. Esta también es una arriesgada apuesta ya que no siempre los críticos y espectadores quedan satisfechos y no se logra el éxito esperado. Pero les traigo una muy buena noticia esta semana llega a la pantalla grande una adaptación que no deja de lado el tradicionalismo de la época de su versión original y que ha recibido diversas y variadas críticas. Les hablo del El Seductor (The Beguiled), adaptación de la novela del mismo nombre de Thomas Cullinan y remake de la adaptación de Don Sieguel en 1971, protagonizada por Clint Eastwood y Geraldine Page. Esta nueva adaptación dramática está dirigida por Sofia Coppola y protagonizada por Colin Farrell, Nicole Kidman, Kirsten Dunst y Elle Fanning. La cinta fue premiada en el festival de Cannes y nos muestra como un hombre pasa de estar viviendo una gran fantasía a vivir su peor pesadilla.


La historia transcurre en el año 1864 durante la Guerra Civil norteamericana, en un internado femenino ubicado en Virginia, en el sur del país. Una de las chicas cuando se encontraba recogiendo setas en el bosque encuentra a un soldado herido llamado John McBurney (Colin Farrell), ella decide ayudarlo a pesar de ser del bando enemigo y lo lleva al internado. Las mujeres admiten al atractivo soldado con el fin de entregarlo a las tropas cuando esté sano y que ellos decidan que harán con él, ya que ellas al ser cristianas deben ser bondadosas a pesar de todo. La gran encargada del internado es la señorita Martha Farnsworth (Nicole Kidman) y es la principal encargada también de mantener estable al soldado, la segunda al mando, pero siempre bajo el sometimiento de Martha es la señorita Edwina Dabney (KirstenDunst), es a estas dos mujeres a quienes el soldado tratará de seducir, pero una de las chicas, Alicia (Elle Fanning), no necesita seducción, ella queda encantada por el hombre sin mediaciones. En general todas las chicas se verán afectadas por la carismática y atractiva personalidad del soldado y el ambiente se verá constantemente alterado a medida que le brindan refugio y curan sus heridas, se apoderará de la casa una tensión sexual y surgirán peligrosas rivalidades entre las chicas. La seducción de McBurney junto a esta rivalidad de mujeres, darán lugar a un giro de eventos inesperados.


No quiero mantener una comparación constante acerca de la versión original y este remake, ya que por el hecho de que esta sea una adaptación, ya es bastante predecible y la idea no es spoilear, sino que se sorprendan. Por lo tanto, además de lo que ya he mencionado solo añadiré que Coppola quita del medio a ciertos personajes de la versión de 1971, logrando una trama en términos dramáticos y narrativos aún más convincentes, yendo directo al grano. En cuanto al soldado, si en su versión original vimos a un hombre malvado, casi maquiavélico, acá es un tipo más encantador y mucho más seductor. Esto nos lleva al reparto… Un seductor que debe convertirse en malvado, de una faceta a otra Collin Farrell lo logra sin inconvenientes, casi como si fuera algo natural. Kidman, tiene esa capacidad de hacerte sentir hasta sus más mínimas emociones. Dunst interpretando a una chica reprimida y enamoradiza que solo quiere ser libre. Y Fanning, en el papel de una adolescente seductora, que de seguro a más de alguno sorprenderá. Interpretaciones fantásticas, que finalmente logran que la trama resulte.


La película tiene un ritmo lento, lo que comúnmente es sinónimo de aburrido, pero acá, muy por el contrario, la historia mantiene al espectador entretenido e intrigado, en una tensión constante a causa de su humor negro en pequeñas dosis, erotismo y perversidad. La película está muy bien hecha, fotografiada con elegancia, visualmente sobria y delicada respecto a la época. La estabilidad de estas mujeres, que es interrumpida por el despertar sexual provocado por un soldado encantador, la venganza femenina como toque feminista, haciendo pedazos las fantasías de un hombre que creía tener el poder, es algo que finalmente resulta interesante y funciona.

El seductor es una película que juega con la ambigüedad de las emociones, con una ironía constante, con el erotismo asociado a la oscuridad, con mujeres tomando el control de eventos inesperados y como no, con la seducción.


 Por Camila Toro F.
[Reseña cine] El Seductor (The Beguiled): Cuando la seducción es un arma de doble filo [Reseña cine] El Seductor (The Beguiled): Cuando la seducción es un arma de doble filo Reviewed by Hojas Mágicas on 16:48:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.