[Reseña cine] Detective Pikachu: Una adaptación que cumple su propósito

Aquí les habla un fan de Pokémon, no de los mateos, pero sí de los que han consumido la franquicia desde sus inicios hasta la actualidad. A los que nos sentimos parte de la “generación Pokémon” siempre nos ilusionó la idea de un live-action, especialmente mientras aprendimos lo que significaba una adaptación cinematográfica con el nivel de las Spider-Man de Sam Raimi. Eran esos años donde cualquier estímulo fuerte te iba a marcar para toda la vida, y qué más fuerte que un mundo como el de Pokémon. De ahí que entrar a la sala para ver Detective Pikachu es un momento especial, de expectativas y casi de terror (el historial de adaptaciones de videojuegos es para llorar). No pasan muchos segundos luego del logo de ‘The Pokémon Company’ para que mi sonrisa me hiciera entender que hicieron lo necesario para no tener que toparnos con otro desastre, y eso se resume en dos aspectos principales: Cariño por las criaturas y Ryan Reynolds.


Para los que no estén familiarizados con la idea de esta adaptación, hay que comenzar diciendo que esta película es un spin-off de la serie principal, por lo que no esperemos ver la historia del típico entrenador Pokémon, ni muchas batallas de ese estilo. La historia nos introduce una gran ciudad donde los Pokémon salvajes han pasado a convivir con los humanos de manera simétrica y en libertad, realizando labores cotidianas, tal como vimos en algunos episodios del animé, pero ahora de manera generalizada. Aquí aparece nuestro protagonista Tim, un joven de 21 años que buscará resolver el misterio en torno a la muerte de su padre en compañía de un carismático Pikachu que habla. La película se da un tiempo para presentarnos el mundo Pokémon, para hacer sentir a los fans como en casa, lo que obviamente se da con un tutorial de captura Pokémon. De ahí en adelante iremos conociendo más del pasado del protagonista, mientras se verá involucrado en una aventura que terminará siendo más simpática que otra cosa. Detective Pikachu es una comedia infantil que lucha por ser adulta, lo que es inevitable si entendemos el peso que tiene Ryan Reynolds haciendo la voz de Pikachu. Supimos que él estaría involucrado y sonó a una locura que era necesario conocer. Salió el trailer y seguí con la misma sensación. ¿Fue finalmente algo bueno? Sí, probablemente de lo poco que se puede rescatar en cuanto al guion de la película.


La historia de Detective Pikachu es mediocre, tiene las típicas falencias que podríamos esperar; no arriesga mucho, personajes que no convencen (aunque al menos no son desagradables) y desarrollándose de manera demasiado correcta y básica como para que el misterio a resolver sea entretenido. Pero al tratarse de una comedia de acción, hay otras cosas llamativas en juego, y la dirección de la película cumple su principal objetivo de mantener atento al espectador. Hay escenas de acción llamativas y equilibradas con el humor, su colorido y contrastado aspecto visual es acertado, los guiños y referencias al fan abundan en cada rincón, y Ryan Reynolds hace lo que mejor sabe. A veces son chistes, otras veces simplemente su forma de hablar, pero para una mente que está familiarizada con su trabajo con Deadpool se hace imposible no disfrutar de su interpretación de Pikachu (verla en inglés es esencial para eso). Lo que sí, se nota lo contenido del humor en cuanto a la calificación familiar que debía tener la película. No sorprende la reciente confirmación de que hay hartos chistes que quedaron fuera por pasarse de la raya, y que incluso algunos presentes en la película estén en el límite. Es algo que puede distraer si intentas aceptar que estás viendo una adaptación que busca hacerte sentir que estás en el mundo Pokémon que conoces, ya que Detective Pikachu pretende ocurrir en una línea temporal similar al animé.


Ser la primera película de acción real de la franquicia era algo grande, y al menos le sacaron provecho. La cantidad de criaturas que veremos es más de lo que requería la historia, pero ir descubriéndolas a cada segundo es un ejercicio genial para cualquier fan. Hay escenas con demasiada información en pantalla como para captar el detalle de cada una de las especies Pokémon que fueron adaptadas, pero lo que más me tenía contento es ver reflejado el cariño que les pusieron. Si no te gusta como lucen los Pokémon en su estado hiperrealista es comprensible, pero no se puede negar que estas versiones están trabajadas y bien proporcionadas al material original. Con esto no digo que la película haga algo nuevo o muy destacable en relación a la animación, pero luego de verle el lado pesimista a las cosas (Sonic sabe de eso), es para alegrarse un poquito. En definitiva, aunque Detective Pikachu no es una gran película, cumple con lo necesario para satisfacer a los pequeños de la familia que van a entretenerse un montón, además de hartos más que seguramente irán a encerrarse en la nostalgia de un sueño cumplido. Detective Pikachu ya está en cartelera y la pueden encontrar en los formatos tradicional, 3D, 4DX y XD.


Por Andrés Leiva
[Reseña cine] Detective Pikachu: Una adaptación que cumple su propósito [Reseña cine] Detective Pikachu: Una adaptación que cumple su propósito Reviewed by Hojas Mágicas on 16:24:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.