[Reseña cine] Contra el demonio: Un plot twist de aquellos

Escuché a dos personas sobre la película en la fila del cine “¿Contra el demonio? Se ve malísma” y, bueno, es un poco triste que la gente juzgue un libro por su portada… o una película por su tráiler… y como en Hojas Mágicas somos de los que no se quedan con las apariencias (esperamos que ustedes tampoco, queridos lectores), aquí va la humilde reseña de la película de terror chileno más esperada del semestre: Contra el Demonio.


La película está basada en una historia real: un exorcismo en Puerto Montt (Fuente: Salfate, vía la Red, Google, 2018), lo cual sube mucho las expectativas, pero STOP. Antes de llegar a lo sabroso, deben superar quince minutos insufribles de risas de niño creep y un carrete abc1. No os desesperéis porque no todo está perdido. Guarden la vara alta para lo que viene después.

Entonces, se trata de una familia que perdió a un hijo y un año después se traslada a una casa en ¿Algarrobo? ¿El Canelo? ¿Alguna ciudad junto al mar en la V Región? Para que el padre, arquitecto, pueda trabajar en un proyecto inmobiliario al tiempo que arregla la casa en que viven. El tema es que, estando allá, empiezan a pasar cosas sin explicación y aquí tienen que tener mucha paciencia porque es una película de terror, entonces obvio que nadie hace las cosas de forma racional. Tipo: Acabo de ver a mi esposo parado en la puerta, pero no es mi esposo… ¡ah! Debe ser el viento. O ¡Mira! Es un demonio ¿Qué tal si nos quedamos a averiguar qué quiere?, pero bueno. Gajes del género.


Y una cosa lleva a la otra, una de las dos hijas va a un museo y ¡Oh, my Gosh! ¿Es esto un diario de un niño que murió calcinado! ¿Por qué no me lo llevo a la casa?... And stuff. Diario maldito, olor a podrido y boom: it’s a winner. Tenemos una posesión. La hija mayor es poseída por un demonio cuyo nombre no quiere ser revelado. Reserven sus altas expectativas de “Basado en una historia real” para ese momento y no antes.

Para antes, lo que sí, es que pueden sentarse a valorar cómo la música puede generar tensión. En Contra el Demonio, el encargado de sonido se lleva todos los aplausos porque prácticamente lleva toda la película, que casi se puede disfrutar con los ojos cerrados (100% real, no fake, 1 link megaupload). Solo que se perderían los screamers y las visiones demoníacas que están muy bien logradas… onda, mejor que en El Conjuro y La Monja juntos.


“Ah, pero Hojas, nada nuevo bajo el sol con la historia”, dirán. La verdad es que la trama sería un poco nada original (porque realmente tiene varios cabos sueltos… como ¿por qué no ocupó el celular antes, amiko? O ¿por qué el tipo de la puerta antes del museo? (no spoiler. Después comenten)) sin el Plot Twist. No lo vi venir. No así.

¿Lo malo? Si no son fácilmente impresionables, solo se van a llevar un rato entretenido (suena feo por ser de terror, pero ¿qué puedo decirles? es que es entretenida…) y un par de sobresaltos por los screamers ¿Lo bueno? La música y los efectos especiales. Ideal, soñao’, buenísimo, pa’ llevar a los niños a ver una película de terror por primera vez (super soportable, poco trauma, razonable cantidad de sangre), aunque maneje con cuidado porque bueno… es un exorcismo… Ideal pa’ llevar a lx pinchx al cine (y su abracito piola con los sobresaltos). Y nada, lleguen hasta el final.


Por Adriana Villamizar
[Reseña cine] Contra el demonio: Un plot twist de aquellos [Reseña cine] Contra el demonio: Un plot twist de aquellos Reviewed by Hojas Mágicas on 11:19:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.