[Reseña cine] El Atelier (L'Atelier): Palabras violentas

La primera y más importante pregunta que debería hacerse una persona cuando conoce a otra es ¿Es este un psicópata? Porque, admitámoslo, todas las emociones que se desatan, arman, establecen y desatan en un relación se subordinarán en torno al simple hecho de que el interlocutor sea o no un psicópata.


Si no es un psicópata, entonces podemos pensar en entrar a otras categorías relacionales. Si es un psicópata, todo se reducirá a una número limitado de opciones de comportamiento; peligrosas, complejas y –extrañamente- profundamente interesantes.

El taller de escritura (L’Atelier) es una película francesa que presenta, de forma subrepticia, los elementos que conforman el incipiente nacimiento de un psicópata a través de la fascinación por la violencia. La trama principal corresponde a un inocente taller de escritura, compuesto por jóvenes talentos de un pueblo, seleccionados por una famosa escritora, Olivia (Marina Fois) para escribir una novela policíaca.


La novela, sin embargo, sacará los sentimientos oscuros de Antoine (Mathiew Lucci). La normalización de la violencia, junto con los deseos de abandonar un pueblo que lo aburre, crearán un hecatombe de emociones que desencadenarán no solo la preocupación del resto del taller, sino un desenlace abrupto e inesperado.

No, no es una película dark. No es una película de miedo superficial y vacía. Si produce algún temor es aquel que da entender lo común que es lo internalizada que está la violencia y el uso de armas y cómo la curiosidad, la soledad y el aburrimiento puede llevar a las personas a salirse de sí. Crear psicópatas.


Repito: no es una película de miedo. Nada de la onda de The sinner. Es una película francesa en su sentido estereotípico: un drama. Un drama lleno de contrastes y de preguntas, con una tensión bien sostenida en torno a la muerte y el descontrol, pero matizado con una fotografía luminosa y diálogos sobre el arte y la sociedad.

¿Muy contrariado? Pues, es la idea. Eso es El taller de escritura: contrastes. La búsqueda de límites. Violencia y arte. Violencia y libertad. Monotonía y estabilidad. Cuándo una persona común y corriente descubre instintos que lo enajenan, cuándo un niño deja de ser niño y se vuelve un psicópata -¿es normal querer matar por matar el aburrimiento?- cuándo una palabra crea realidad y se vuelve violenta.


 Por Adriana Villamizar
[Reseña cine] El Atelier (L'Atelier): Palabras violentas [Reseña cine] El Atelier (L'Atelier): Palabras violentas Reviewed by Hojas Mágicas on 21:32:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.