[Reseña cine] Desearás al hombre de tu hermana: Un drama romántico sin pudor

Esta semana llegó a nuestras salas favoritas una película argentina en la cual no existen los tabúes y en donde el pudor no tiene cabida. Desearás al hombre de tu hermana, basada en la novela erótica Desearás, de la escritora Erika Halvorsen y la cual también es la encargada del guion de la cinta. Dirigida por Diego Kaplan, director de películas independientes como Igualita a mí y 2+2. Erika Halvorsen es la autora de la exitosa novela El hilo rojo, historia que también fue llevada a la pantalla grande, es por esto que esta película ha dado de que hablar, además de los actores quienes le dan vida a los personajes: Carolina Ardohain, más conocida como “Pampita”, Mónica Antonópulos, Andrea Figerio, Juan Sorini y Guilherme Winter, quien interpretó a Moisés en la serie Moisés y los diez mandamientos. Esta es una cinta, que por cierto es para mayores de 18 años, que juega con el drama y el romanticismo, con esa pasión que es capaz de crear desenlaces que transgreden todos los limites y que nos demuestra que los problemas se encuentran hasta en las mejores familias. 


Lucía (Mónica Antonópulos) y Ofelia (Pampita) jamás hubieran sido amigas, pero les tocó ser hermanas. Es el día de la boda de Lucía, se casará con su prometido Juan (Juan Sorini), su pareja desde hace ya cuatro años. Carmen (Andrea Figerio), la madre optimista, negadora y manipuladora, decide invitar a su hija Ofelia a la boda de su primogénita, queriendo poner punto final a la rivalidad entre las hermanas que llevan siete años sin saber una de la otra. Ofelia llega al casamiento acompañada por su pareja, Andrés (Ghilherme Winter), ambos viven aislados en medio de la selva amazónica, una vida por completo distinta a la de Lucia, quien es una cantante bastante conocida y que ha conseguido el éxito en su vida, una mujer que lo tiene todo. Las hermanas vuelven a encontrarse empujadas por deseos de otros y vuelven así a quedar presas de esa trampa, de ese círculo vicioso en el que existía una competencia y rivalidad en la adolescencia. Ofelia vuelve más calma pero más animal, más primitiva, libre y peligrosa. Lucía, fuerte y territorial, se siente poderosa, aunque hay algo que no puede controlar: el deseo de su marido.


En primer lugar, quiero dejar claro que esta fue una propuesta atrevida y que finalmente resulta. Si eres de esos espectadores que buscan una película profunda y delicada, aquí no lo encontrarán, esta es una cinta que se arriesga con los excesos y con un toque de comedia que es contribuido por algunos de los personajes secundarios que no tienen filtro, y a mi parecer son los que finalmente se roban la película.

El montaje puede resultar un poco confuso, la secuencia de escenas a veces pierde coherencia, pero recuerden que esta es una película basada en un libro, el cual se divide en distintos capítulos desde la perspectiva de las dos hermanas y esta resulta ser bastante fiel al libro, escenas muy similares a lo que fue descrito en la novela. Pero no por esto el montaje y la fotografía dejan de ser increíbles, nos encontramos en una época de los años 70, en donde el director se encarga de remontarnos a esos años en donde se jugaba con los zooms y la cámara lenta, y que decir de las escenas eróticas, los colores, la música, hacen que resulten fantásticas y en general pasa con casi todas las escenas. Como mencioné anteriormente, acá se dejan de lado los tabúes, son escenas sexuales intensas y además se habla de sexo sin filtro alguno. Si me preguntan por algo que no me haya gustado, es que quizás hay escenas que se hacen algo largas, pero más que todo siento que a las protagonistas les faltó pasión al momento de interpretar a estas dos hermanas tan llenas de conflictos. Falta pasión para que el espectador finalmente entienda el accionar de estas y el por qué deciden transgredir los límites a tal punto, pero todo lo compensa Andrea Figerio y Guilherme Winter, personajes que esperas que abran la boca o realicen cualquier tipo de acción para hacerte reír con sus momentos llenos de ridiculez que le dan ese toque cómico del cual les había comentado. 


Hay escenas burdas que podrían incomodar a muchos, pero también hay otras bastante ridículas que hacen que disfrutes de buenos momentos. Es complicado llegar a una conclusión, ya que no es una película que fácilmente le agrade a todos, pero personalmente creo que es entretenida, llevadera y resulta. 

Desearas al hombre de tu hermana es un drama romántico y cargado de erotismo. Si eres de esos espectadores que buscan una película sin pudor y sin filtro alguno, de seguro con esta cinta pasarás un buen rato.


 Por Camila Toro F.
[Reseña cine] Desearás al hombre de tu hermana: Un drama romántico sin pudor [Reseña cine] Desearás al hombre de tu hermana: Un drama romántico sin pudor Reviewed by Hojas Mágicas on 19:53:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.