[Reseña Netflix] Atypical: Una serie que nos enseña a ser más tolerante con lo diferente

Sam tiene 18 años, es sumamente lógico, no es bueno en entender las señales de otros, le molestan los lugares muy ruidosos, no mira a las personas a los ojos, le cuesta sociabilizar y un sinfín de cosas más. Sam es atípico y sufre un trastorno del espectro autista. Es en este chico que se centra Atypical, la nueva serie de Netflix estrenada este mes en la plataforma. Esta es una creación de Robia Rashid co-productora de How I met your mother, junto al productor y ganador de la Academia Seth Gordon. Protagonizada por Keir Gilchrist interpretando a Sam, Jeniffer Jason como su madre, Michael Papaport como el padre, Brigette Lundy-Paine como su hermana, Amy Okuda su terapeuta, entre otros. Algunos de ellos no son muy conocidos aún a pesar de haber participado ya en diferentes producciones, pero realizando en esta serie dramática interpretaciones increíbles.

Últimamente Netflix se ha destacado por producir nuevas películas y series que han sorprendido al público, en esta nueva apuesta nos muestra como este chico con un trastorno del espectro autista comienza a autodescrubirse en su mayoría de edad, haciéndonos entender este trastorno y su repercusión en el núcleo familiar a la vez que se realiza una crítica a la sociedad en cuanto a aceptar a las personas con capacidades diferentes.


La historia comienza cuando Sam, decidido a tener una novia, busca independizarse y salir del nido de sus padres para descubrir y aprender por si mismo el mundo. Quiere saber que se siente elegir por si mismo su ropa, salir con una chica, dar su primer beso y todas las cosas que un adolescente querría. Pero a Sam, al sufrir este trastorno, le cuesta mucho más, por lo que pide ayuda a su terapeuta, a su mejor amigo y a todo el que sea necesario para cumplir con sus objetivos, metiéndose más de alguna vez en problemas. Por lo tanto, el gran protagonista es el espectro autista, pero la trama también se centrará en su familia, en como los actos de Sam repercuten en ellos, especialmente en su madre que, al mantenerlo siempre protegido, cuando el comienza a desprenderse de ella y ganar independencia inevitablemente la vida de ella también cambiará. También su padre, que durante todos los años anteriores nunca sintió conexión con su hijo a pesar de amarlo, cosa que ahora cambiará y se unirán más que nunca. Su hermana también será fundamental, es la que se encarga de cuidarlo en todo momento y es la única que no lo trata como si fuera algo que se va a romper. Sam al igual que todos, desea querer y que lo quieran, pero su familia debe soltarlo y dejar que se desarrolle para que logre sus objetivos. Por lo tanto, al ser Sam tan atípico, también lo es su familia y sus conflictos.


En primer lugar, contarles que el trastorno del espectro autista contiene diferentes subtipos y en ningún momento de la serie se especifica cual tiene Sam, solo vemos sus síntomas, los cuales para una persona que no está interiorizada en el tema podría resultar algo confuso, ya que no explica el porqué de estos, pero aun así, es bastante fiel a como es esta discapacidad del desarrollo. Los interiorizados en el tema podrían pensar que faltan síntomas como el comportamiento errático, rabietas, los constantes cambios de humor, entre otros, pero Sam es un chico que se ha desarrollado con ayuda, apoyado con terapeutas, por lo que puede trabajar e ir a la escuela, manteniéndose estable. De esa manera podríamos quizás disculpar a la producción en ese sentido.

Últimamente es común ver en diferentes producciones a personajes con este trastorno y se suele abusar de este haciendo creer al espectador que muchos de los síntomas que estas nos muestran son comunes en todos los que lo padecen, pero Atypical no cae en este abuso. La magnífica interpretación de Keir Gilchrist, invita al espectador a ser empático y ser tolerante a la vez que nos enseña que el autismo no es una enfermedad, es una condición. No hay un gran desarrollo de guión, este no trasciende, pero logra una mezcla perfecta de comedia y drama, que hace de esta una serie divertida y entretenida al ver las locuras de Sam y su familia, junto a las historias personales de cada uno de ellos. Emotiva al ser testigos del amor en el núcleo familiar, Sam buscando el amor en alguna chica y queriendo que lo amen y también dramática cuando la familia sufre las crisis del protagonista y sobre todo la critica que realiza a la sociedad, a la falta de inclusión y de cómo las personas que sufren de este trastorno son aisladas. Sam en un momento dice: soy extraño, es lo que todos dicen, no sé que quieren decir las personas. O también, no podemos ser perfectos, porque no somos máquinas. Habla de cómo es ser rechazado, cuando solo hay que ser entendido y amado.


Son ocho capítulos de media hora, con un final de temporada que definitivamente los hará querer saber más de la vida de Sam y de los demás personajes. 

Atypical es una serie en la cual se encontrarán con mucho sentimentalismo y que todos deberían ver para comprender el trastorno del espectro autista y ser más tolerantes a lo diferente. 


 Por Camila Toro F.
[Reseña Netflix] Atypical: Una serie que nos enseña a ser más tolerante con lo diferente [Reseña Netflix] Atypical: Una serie que nos enseña a ser más tolerante con lo diferente Reviewed by Hojas Mágicas on 4:07:00 Rating: 5

1 comentario:

  1. Me encantó, ya va siendo hora de ser más conscientes de este tipo de trastornos. La disfruté mucho.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.