[Reseña cine] Gauguin, viaje a Tahiti: Un biopic que va más allá de las pinturas

La importancia de la figura de Gauguin, el pintor postimpresionista que influyó a artistas de la talla de Piccaso es abordada de manera acotada, pero con belleza en esta película francesa dirigida por Edouard Deluc y protagonizada por Vincent Cassel. El biopic retrata una pequeña etapa del pintor, la que comienza en 1891 con su viaje a Tahití. Él abandona Francia con todo el costo que eso significa para adentrarse en una selva que da una nueva vida a sus pinturas, pero también teniendo que enfrentarse a la soledad, enfermedad y la pobreza. Aquí conoce a Tehura, una joven nativa que se transforma en su esposa, y quien terminaría siendo una de las principales inspiraciones del artista en la construcción de algunas de sus obras más valoradas.


La película se aleja del protagonismo que se esperaría de las pinturas y te muestra el lado más decadente del genio, pero desde una forma algo impersonal. No profundiza en lo que hay detrás de una mente creadora que innovó inmensamente en las técnicas artísticas, tampoco te habla mucho de quién es realmente ni de lo que había logrado hasta ese momento, pero sí te lleva de la mano por los estímulos que llevaron a Gauguin a sufrir y amar al verse enfrentado a esta tierra fascinante. Esa maravilla visual que presentan los paisajes de Tahití va siempre en armonía con esta relación entre Gauguin y Tehura que se sustenta del aspecto natural e impulsivo de nosotros mismos, una forma perfecta para respirar arte, pero también para sacar lo peor de nuestras obsesiones. En esa lucha es donde Gauguin puede pasar perfectamente como el villano en determinados pasajes, pero terminando siempre enfrentado al poder que significan sus pinturas. No sólo como un simple color bien mezclado, sino que como ese embellecimiento inmortal de una realidad llena de matices.


No hablaría de una historia con un gran ritmo, ni atrapante por la empatía que te generan sus personajes. Tampoco tenemos una inspección tan fundamental en lo que significó Gauguin para nuestra historia, pero este viaje consigue funcionar a punta de sensaciones realistas y bellamente filmadas, un definitivo buen paso para introducirnos en una breve parte de la vida de un Gauguin que no alcanzó ningún tipo de reconocimiento hasta después de fallecido. Vean Gauguin: Viaje a Tahiti desde esta semana en cines.


Por Andrés Leiva
[Reseña cine] Gauguin, viaje a Tahiti: Un biopic que va más allá de las pinturas [Reseña cine] Gauguin, viaje a Tahiti: Un biopic que va más allá de las pinturas Reviewed by Hojas Mágicas on 4:35:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Gustavo Hernández. Con la tecnología de Blogger.